¿Qué es un neumático de invierno?


La condición climática entre los países varía de acuerdo a la estación que esté atravesando, lo que ocasiona que en algunas naciones el cambio de un neumático normal a uno de invierno sea obligatorio. Es pertinente saber que es un neumático de invierno y para qué condiciones climáticas este hecho. Además, es importante tomar en consideración por qué en algunos países su uso es obligatorio y en otro no al pasar de verano a invierno entrando en la temporada de frío.


Como están diseñados los neumáticos de invierno


Las llantas de inviernos están diseñadas en goma natural, la cual, es capaz de mantener su adaptabilidad al asfalto por debajo de los 7 grados centígrados, lo que los hace superiores para estas condiciones a los hechos para el verano que tienden a endurecerse en el momento de alcanzar esta temperatura. La mezcla de componentes de goma natural para el neumático, le permite amoldarse a la carretera en el momento que la temperatura se incrementa, a consecuencia de la fricción y mantengan su flexibilidad a causa del intenso frío.


Funcionamiento de las llantas para climas invernales


Estas ruedas están diseñadas para mantener su adaptabilidad en carreteras afectadas por el clima frío, lluvias o hielo. En consecuencia, están relacionado con llantas para nieve, aunque, tienen mucha flexibilidad en temperaturas gélidas que les permite hasta adaptarse mejor a carreteras secas pero muy frías. Por otra parte, contienen ranuras que ayudan a expulsar rápidamente agua, nieve o humedad del contacto con el pavimento lo que les proporcionan mejor tracción, además de estrías más hondas que le permite tener mejor agarre en la nieve o el hielo compacto dejando escapar el agua y así evitar el patinado.


Ventajas


  • Ofrecen una tracción adecuada en caminos helados, ya sea que estén secos, mojados, con hielo o nieve.
  • Una de las mejores adaptaciones que tiene este tipo de neumático es la de proporcionar grandes ranuras que se llenan de nieve, lo que permite que los neumáticos se adhieran mejor a carreteras con estas condiciones. Esto se debe, al principio de que no hay mejor material que se afirme mejor en la nieve que ella misma.
  • La profundidad adicional en los dibujos de los neumáticos, permite dispersar rápidamente el agua que queda atrapada entre la superficie y el caucho, lo que permite tener más tracción y evitar patinar en el asfalto.
  • Ofrecen mayor durabilidad y rentabilidad gracias a sus características que lo hacen ideales para el frío, como lo son la flexibilización y la fuerza.

Inconvenientes


  • Si la temperatura supera los 7 grados centígrados deberás cambiarlos por los neumáticos de verano ya que en esas temperaturas no son muy fiables, pues, su rendimiento y flexibilidad se ve limitada.
  • El tener que adquirir cuatro cauchos adicionales para clima invernal más los que ya tienes para veranos es una inversión costosa, es por ello, que en algunos países las personas se inclinan a comprar con mayor frecuencia los neumáticos para todos los climas.